¿Qué ventajas tiene el seguro de decesos?
07/08/2018
El corazón de Generali: The Human Safety Net
07/08/2018
Ver todo

¿Qué hacer y no hacer cuando sufres un accidente de tráfico?

Sufrir un accidente de tráfico mientras vamos al volante puede acabar provocando tanto daños materiales como físicos.

Debemos ser conscientes de los contratiempos que pueden surgir al volante y que acaban provocando tanto daños materiales como físicos. En ocasiones, uno puede ser el causante o bien la víctima del accidente de tráfico, pero en cualquiera de los dos casos, es vital mantener la calma para poder actuar en consecuencia.

CUANDO EXISTEN HERIDOS

Lo primero que debemos hacer es examinar si estamos bien. En caso positivo, es el momento de ayudar llamando al 112, aportando toda la información que se posible, como la ubicación o la gravedad de las lesiones de los otros afectados en el accidente.

Al llamar al 112, conseguimos también, que se persone la Policía o Guardia Civil, quienes se encargarán de crear un atestado aclarando las probables causas del accidente de tráfico y responsabilidades legales si las hubiera.

Mientras esperamos la ayuda, debemos socorrer a los heridos, sin que los nervios nos hagan incurrir en precipitaciones, ya que podríamos empeorar la gravedad de las lesiones. Así, por ejemplo, no se le debe quitar el casco a un motorista accidentado o desplazar a los heridos que estén sangrando. Siempre que haya una persona en estado de shock y con una pérdida de sangre, hay que cubrirlo con una manta para que mantenga una temperatura corporal apropiada.

CUANDO SOLO EXISTEN DAÑOS MATERIALES

Cuando por suerte no hay heridos en el accidente de tráfico y solo existen daños materiales, es decir, aquellos que afectan al vehículo, es responsabilidad de los conductores cumplimentar minuciosamente el parte amistoso, rellenando todos los datos de las distintas partes afectadas, resumiendo lo ocurrido y los daños provocados. El documento, para ser válido, debe estar firmado por los conductores de los vehículos implicados en el siniestro.

Si uno de los conductores no se muestra colaborativo, se debe apuntar su número de matricula y algún dato que pueda facilitar su identificación, unido a algún testigo que haya presenciado lo ocurrido. Es aconsejable llamar a la Policía o Guardia Civil para que ellos mismos hagan el atestado y así facilitar las reclamaciones.

COMUNICACIÓN DEL SINIESTRO A LA ASEGURADORA

Es obligatorio disponer de un seguro de responsabilidad civil para poder hacer frente a las reclamaciones de otros implicados en el accidente. El plazo para comunicar el accidente a la compañía es de siete días desde que ocurrieron los hechos. Se les debe entregar una copia firmada del parte del accidente. Se continuará con el oportuno peritaje, la reparación y la correspondiente indemnización en el caso de que así proceda.

INDEMNIZACIONES

La compañía aseguradora de la parte culpable pagará los daños que se hayan producido a terceros, tanto los materiales como los personales, a través de la cobertura de responsabilidad civil del seguro. En el caso de tener un seguro a todo riesgo, estará cubiertos todos los perjuicios, tanto los propios como los ocasionados a terceros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies