El estrés y la salud
20/07/2018
¿Qué ventajas tiene el seguro de decesos?
07/08/2018
Ver todo

La función de un seguro de decesos es la gestión de los servicios fúnebres relativos a la persona asegurada. Además de hacerse cargo de los gastos derivados de un fallecimiento también ofrece coberturas como el apoyo psicológico a la familia, el servicio de asesoría jurídica, la asistencia médica o la asistencia en viaje.

Sin embargo, en los seguros de decesos actuales el abanico de garantías adicionales se ha ampliado mucho, cobrando especial importancia, en la época de la transformación digital, servicios como el testamento online o el borrado de la vida digital. Vamos a ver un poco sobre estas coberturas complementarias que se integran en la oferta de varias aseguradoras especialistas en decesos.

El testamento online

El testamento online es una de las más novedosas coberturas en este ramo y, sin embargo, se ha convertido pronto en una garantía relevante. Gracias a ella el cliente certifica cómo va a dejar repartida su herencia de una manera más cómoda, pudiendo redactar y tramitar su documento de últimas voluntades a través de internet… o incluso mediante una llamada telefónica. El procedimiento de elaboración es sencillo y se gana en tiempo y en comodidad.

Como en cualquier tipo de testamento este documento no es inamovible, y las aseguradoras habitualmente ofrecen la posibilidad de que los clientes puedan acceder a la realización de cambios en el mismo de manera gratuita. Esta cobertura, como es lógico, tiene un límite, ya que no se va a estar modificando el documento constantemente sin que ello conlleve un coste adicional.

El borrado de la vida digital

Además del testamento online, el borrado de la vida digital es otra de las garantías recientes de los seguros de decesos que se ha demostrado de utilidad. No lo habría resultado hace unos años, pero los tiempos han cambiado y, en mayor o menor medida, numerosos datos relativos a nosotros y nuestras vidas están registrados en Internet.

Cuando una persona fallece toda esa información permanece en la red, una situación que el difunto podría no desear en vida. Por discreción, por privacidad, por respeto a la voluntad del fallecido o para no aumentar el dolor de la familia o amigos tal vez sea conveniente la desaparición de esos datos.

Esta situación ha sido definida recientemente por el Tribunal de Justicia de la UE como el derecho al olvido en la red, el derecho de cualquier persona a borrar la información y datos personales que estén desfasados, pero continúan estando en internet pese al paso del tiempo.  Varias aseguradoras ya se han puesto a ello, ofreciendo ayuda en ese tipo de casos mediante esta cobertura.

Por medio de esta garantía, la compañía de seguros se encarga de eliminar los perfiles de su cliente en las redes, así como sus correos electrónicos e incluso sus blogs si fuera el caso. Es cierto que es algo que pueden realizar también los amigos y familiares de la víctima si saben manejarse en internet, pero también es verdad que resulta un proceso laborioso y hecho por experto seguro que saldrá mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies